Primera parada, Nueva York

Viajar en vuelo directo de Madrid a Los Ángeles es bastante caro salvo que Los Ángeles sean los de San Rafael*, sitio que no es precisamente famoso por su industria audiovisual… aunque irónicamente su mayor promotor fuera una estrella en Telecinco:

Irónico, ¿eh? En fin.

Lo más económico para volar a L.A. es hacer una escala y nosotros, ya que estábamos, elegimos hacerla en Nueva York. Dos días que han dado para mucho, desde cenar en un restaurante clandestino en una falsa joyería, ver -a lo lejos- una grabación con Simon Helberg de The Big Bang Theory (el de la camiseta amarilla), encontrarnos casi por casualidad con el edificio de Friends, o inflarnos a ver hipsters en el barrio de Williamsburg en Brooklyn. El arcoiris y la calle son del Meatpacking District tras una tormenta de verano barra mini huracán que hizo volar tazas, sillas y algún que otro vestido. Lo juramos.

IMG_2355 Edificio de Friends Calle Meatpacking district Meatpacking District

Pasados los dos días por fin fuimos camino a L.A. Un vuelo de casi 6 horas con un retraso de otras 3 que nos costó perder el coche de alquiler y llegar a casa a LAS MIL. ¿Sobrevivimos? Es obvio que sí. Si no, ¿de qué íbamos a estar escribiendo esta entrada?

Seguiremos informando.

*Y ni haciendo escala, porque Los ángeles de San Rafael no tiene aeropuerto. Todavía.

Anuncios