Encuentro con… Luisa Leschin

Luisa LeschinEstrenamos nuestra ronda de encuentros con Luisa Leschin, actriz, dobladora y guionista de sitcoms. Contactamos con ella a través del WGA y nos citó en Paty’s, un restaurante situado en la zona de Toluca Lake y donde según Luisa se reúne mucha gente “in the biz”. De hecho, Aaron Sorkin estaba justo detrás de nosotros tomando un café. En realidad no. Pero habría estado bien.

Con Luisa hablamos sobre las writer’s rooms de las series en las que ha trabajado, la jerarquía en los equipos de guión americanos, la diferencia entre productor ejecutivo y showrunner, y sobre lo que hace que este último sea realmente bueno y útil: la capacidad de tomar muchas decisiones, y de hacerlo muy deprisa. “No hay nada peor que un showrunner que no es capaz de decidir por dónde tirar, y que paraliza el trabajo de la sala de guionistas”. Más allá del talento literario, es importante saber conducir al equipo en una dirección.

Luisa también nos contó el proceso de pre-producción en lo que a guión se refiere: ocho semanas para establecer el arco de la temporada y el argumento de todos los episodios. De los 23. En ocho semanas. Pasada esa fase, ya en producción, cada semana se estructura en torno al guión que haya ‘on the floor’, el que está a punto de grabarse. Se reescribe en la sala en función de las notas de productora, cadena -y sí, actores-, e incluso sobre la marcha durante la grabación con público si algún chiste no funciona.

Obviamente, esto son tres pinceladas de una conversación que duró algo más de dos horas alrededor de tres ensaladas GIGANTESCAS y litros y litros de café americano-es-decir-agua-manchada. La entrevista entera, los detalles y toda la información, si todo va como esperamos, EN EL LIBRO.

Luisa Leschin ha sido guionista en Austin&Ally, Todo el mundo odia a Chris o George Lopez entre otras, pero antes de ser guionista era actriz: Urgencias, Treintaytantos, Sensación de Vivir, Melrose Place, Falcon Crest, Canción Triste de Hill Street… Casi nada. Cansada de recibir papeles donde siempre se explotaba la misma imagen tópica del “latino”, Luisa se lanzó a escribir un espectáculo de sketches relacionados con su experiencia en ese sentido. Tras su estreno en teatro se convirtieron en un éxito tal que desde el Saturday Night Live se interesaron por ella y su show. Consiguió un agente y la oportunidad de escribir un piloto. El proyecto no vio la luz (como el 98% de los que aquí se ponen en marcha) pero Luisa logró sindicarse y empezó a trabajar como guionista.

ACTUALIZACIÓN SOBRE NUESTRO OBJETIVO:

Luisa nos promete que hablará con algunos de sus colegas. Entiende que para nuestro proyecto es fundamental entrar en varias Writers’ Rooms. Mientras, el PEZ GORDO que nos ha prometido entrar en LA SERIE no se manifiesta. Seguiremos informando.

Anuncios