Encuentro con… Jordi Ortega

¡Atentos, llegó el momento! Este es el caso de un barcelonés que consiguió viajar a EE.UU., establecerse en Los Ángeles y QUEDARSE trabajando allí. Jordi no sólo nos dedicó una tarde entera sino que acabamos cenando con él y su mujer en un japonés tan genial como barato en el little Japan de L.A. que no sale en las guías, nos introdujo en el fantástico mundo del bubble tea y vivimos una de las coincidencias más locas e inesperadas de todo el viaje.

Contactamos con Jordi gracias a Carlos Molinero, es decir, a ALMA, y quedamos con él y su mujer en uno de los lugares más alucinantes y con mejores vistas de todo Los Ángeles: el Getty Museum.

GETTY 2      JARDÍN GETT    GETTY 3

Jordi comenzó su carrera como periodista produciendo piezas para TVE, Univisión, Telemundo, Reuters TV y desde entonces ha hecho prácticamente de todo: desde copy en anuncios orientados a público hispano en EE.UU. hasta fundar su propia empresa, Toro Bravo, pasando por escribir y dirigir documentales además de producir promos, piezas y programas para MundoFOX. Además es miembro del WGA y está preparando un documental y un largo de ciencia ficción.

Con Jordi hablamos de los puentes entre España y EE.UU. a la hora de trabajar en la industria, de las diferencias no sólo laborales sino culturales entre ambos países y cómo éstas afectaban profesionalmente a quienes intentaban “dar el salto”, y sobre una de las posibilidades que pocos se plantean a la hora de hacer las maletas y plantarse en L.A.: el mercado hispano, que es ENORME y una verdadera mina de oro para quien consiga acceder a él. Y tiene sentido: la población hispana en EE.UU. ya supera el 16%, y eso es muchísima gente ávida de historias… que quién mejor para escribirlas que los guionistas que conozcan el idioma y la cultura. Guiño guiño. Insinuaciones aparte, aquíaquí o aquí hay material más que sobra para hacerse una idea del potencial de todo esto.

Pero no todo fue hablar de guión. ¿Os acordáis del little japan que no sale en las guías? Pues tomad nota por si viajáis a L.A.: Sawtelle, pronunciado sotél, es una calle PETADA de locales, supermercados y restaurantes japoneses y asiáticos cuya clientela es mayoritariamente… sí, japonesa y asiática. Y eso es una garantía. Nosotros cenamos en SushiStop y sólo podemos decir que el sitio se sale. No sólo por lo buena que está la comida sino por lo ridículamente barata que es: 2 euros el plato. Son pequeños, sí, pero 2 EUROS EL PLATO. Aquí la foto de rigor con el camarero al fondo mirando a cámara.

la foto (2)

De ahí fuimos a tomar un bubble tea, una especie de té helado con sabor a frutas al que echan unas bolas te tapioca y que ya ha llegado a España. El Comidista hizo un post muy chulo al respecto, así que pasamos directamente a quizás la coincidencia más loca de todo el viaje.

JORDI: Por cierto, Josep, con ese nombre me imagino que eres catalán. ¿De Barcelona?

JOSEP: Sí. Bueno, tú llamándote Jordi, imagino que también.

JORDI: Sí. Bueno, de un pueblo de cerca. Canet de Mar.

JOSEP: No puede ser. ¡YO TAMBIÉN SOY DE CANET DE MAR!

LUKE, SOY TU PADRE. BRUCE WILLIS ESTABA MUERTO TODA LA PELI. ¡ES MI HIJA Y ES MI HERMANA!

¿Qué posibilidades hay de que dos personas nacidas en un pueblo que por aquél entonces no llegaba a los 10 mil habitantes se conozcan treinta años después en un museo situado en una colina de Los Ángeles? Pues si esto ha ocurrido, quizás no sea tan descabellado pensar que algún día alguien conseguirá plantarse en EE.UU. y acabar escribiendo en la nueva The Wire o el nuevo 30 Rock. Cosas más raras se han visto.

Anuncios